Ahora mismo, ya, se Feliz.




Ahora mismo, ya, se Feliz.

felicidad

El pasado se construyó en un presente anterior y en este presente se construirá el futuro. Por lo tanto la tarea más importante de hoy será buscar la forma de ser feliz en este momento presente. El día a día nos lo pone de lo más difícil. Con lo ocupados que parecemos en cada momento.

Rétate a ti mismo y para un segundo, cierra tus ojos y visualiza cuando vas a tener un momento para ti mismo y sentirte feliz a gusto y sin obligaciones. No por lo que fue y tampoco por lo que serás si no ahora mismo, ya.

Al parecer con tanta planificación, organización, formalización, objetivos, esperanzas, necesidades que te impones, etc. te conviertes en un ser encorsetado, sujeto a tus necesidades y fuertemente atado, más bien híper- vinculado a tiempos desacompasados del presente.

Como atrapado en un bucle de necesidades futuras e insatisfacciones del pasado sin poder sentir las cosas bellas que dejas de percibir por el ruido que te rodea. Te impiden notar las cosas maravillosas que se cruzan en tu presente y no las puedes disfrutar porque te ciega la presión emocional de esta vida que te has impuesto y no deja de alimentarse de tu ansiedad.

Lo que no podemos es renunciar a sentir los momentos bellos que acaricien nuestras emociones en el presente.
Hay una canción que se llama Una tarde en Itapuá de Vinicius de Moraes y Toquinho. Lo que más me gusta es el prólogo de como la compusieron y el por qué existe esta canción, os pongo un estribillo.

Y con la mirada perdida

la reunión del cielo y el mar,

y poco a poco ir sintiendo

la tierra toda dar vueltas

Pasar una tarde en Itapuã…

Da la sensación de que pararon y sintieron la belleza y se fundieron en ella y de ahí alcanzaron la armonía para crear el significado de la canción. Después de esto, la receta es buscar el equilibrio emocional. Asumir el control de nuestros sentimientos, y rodéate de pensamientos positivos.

Protege a tu atareada mente con un anillo protector que solo deje pasar las emociones positivas. No dejes de buscar las bellas emociones, que las hay y que sepas, que te están esperando. Es este anillo mágico el que impedirá que penetre la negatividad, la desazón por no sentir los momentos hermosos que nuestra cotidiana vida te ofrece y que los necesitas.

Disponte a sentir, a percibir y para unos instantes y sé consciente de los buenos momentos que das y que recibes. Tu predisposición es básica para poder gozar de la cantidad de belleza que te rodea. Muchas veces, o casi siempre, el futuro se consigue siendo consciente del mayor número de buenos sentimientos que te rodean en el presente. Solo serás dichoso si lo eres ya, ahora, y no pospongas tu felicidad porque te lo mereces.
No necesitas de recompensas y demás proposiciones virtuales. Aférrate a la realidad del presente. Aliméntate de los buenos sentimientos que te acompañan en cada momento del día, aparta los malos y recibirás lo que tú emanes. Ni más ni menos, con lo cual revisa tú estilo de vida y vive para vivir cada instante emitiendo buenos sentimientos.

Llegará un momento que sin darte cuenta te encontrarás recibiendo lo que tú estás dando. Es la Ley de la reciprocidad, ellos, los que te rodean, sin darte cuenta, empezarán a recompensarte con su energía positiva. Te sentirás pleno y satisfecho de ti. Estarás construyendo un entorno mágico, sin esfuerzo y fundamentalmente placido. Y tu vida será plena aunque diferente.

No te hace falta grandes metas, en el día de hoy, solo debes preocuparte de tener y recibir la belleza de los buenos sentimientos. Creo en la belleza de la armonía y que cada uno ocupe su lugar y no se puede renunciar a la felicidad de cada uno y del grupo.
Un abrazo y que seas feliz como una perdiz.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *